Si estás buscando una empresa especializada en instalaciones de calefacción en Gijón, vas a agradecer las recomendaciones de ahorro para que el próximo invierno te cueste menos dinero calentar tu vivienda.

Es normal que suba la factura energética durante los meses de invierno, pero es un gasto que se puede reducir bastante si aplicamos el sentido común y somos cuidadosos con algunos comportamientos. En primer lugar, hay que regular el termostato con cabeza. Para caldear la casa, normalmente es suficiente con situarlo a 20 grados. Ten en cuenta que por cada grado extra que lo subas, deberás pagar entre un 7 y un 8% más de luz.

Si quieres que las instalaciones de calefacción en Gijón funcionen a pleno rendimiento, ten cuidado de no taponar los radiadores. Si los obstruyes con muebles, impedirás que el flujo de aire caliente sea el adecuado.

En cuanto se vaya el sol, lo más conveniente es bajar las persianas y cerrar las ventanas. Así lograremos retener mejor el calor acumulado durante todo el día. Un poco antes de irte a dormir, puedes bajar el termostato de 20 a 16 grados. Al estar tapado con edredón y manta, no es necesario que lo tengas tan alto.

También te aconsejamos que eches un vistazo a la potencia que tienes contratada y la adaptes al uso que le das a la electricidad y al tiempo que permaneces en casa. Esta modificación también puede ahorrarte unos cuantos euros a lo largo del año.

En ARBEN, como especialistas en reformas de viviendas, llevamos a cabo instalaciones de calefacción en cualquier estancia de la casa. Si quieres conocer más sobre nuestros trabajos, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros.