Es necesario que sepas que, si quieres poner a la venta una casa anticuada sin hacer reformas de fontanería en Gijón y en general de todo el hogar, tendrás serias dificultades para venderla a buen precio. Por dos razones básicas: porque lo viejo y deteriorado no atrae y porque si el comprador detecta que tendrá que hacer reformas, lo más probable es que desista de adquirir una vivienda que, debido a las mismas, tendrá un importante sobreprecio.

Por lo tanto, nuestro consejo, si quieres vender un piso ya usado, es que hagas algunos cambios y reformas de fontanería en Gijón antes de sacarlo a la venta. Con ellos conseguirás que resulte más atractivo y te lo comprarán por una cantidad más elevada.

Si tienes gotelé, lo primero que tendrás que hacer es eliminarlo. Fue una práctica muy extendida en los años 80 y 90 del siglo pasado, pero ya está totalmente desfasada. Evoca lo viejo y antiguo.

Y, hablando del baño, no hay nada que tire tanto para atrás en estos momentos como el alicatado hasta el techo propio de los años 70, con esos azulejos cuadrados de pequeño tamaño y con dibujo y decoración pasados de moda.

También hay que poner la atención en la cocina, donde aquellos armarios oscuros de antaño y las baldosas excesivamente llamativas están de más.

Los anteriores son signos de que una vivienda precisa ser reformada para salir a la venta y para seguir viviendo dentro de ella. Si tu economía te lo permite, lo mejor es que procedas a realizarle un lavado de cara en profundidad, porque una vez concluida la reforma, te sentirás mucho ás a gusto dentro de tu propio hogar. Y es que lo bello y lo nuevo levantan el ánimo.

¿Por qué no vienes a Arben a hacernos una visita?