Si bien es cierto que una empresa de reformas en Gijón como la nuestra tiene mayor demanda hoy día de trabajos de pladur, un material con muchas ventajas y utilidades como ya vemos visto con anterioridad en este espacio, una de nuestras especialidades es el trabajo con escayola y, específicamente, los techos de escayola, de los cuales vamos a hablar en las siguientes líneas de esta entrada.

Los techos de escayola que instalamos en ARBEN se caracterizan, en primer lugar, por ser unos grandes aislantes. Este material que hace años era muy empleado, lo era fundamentalmente por tener un coeficiente de conductividad térmica muy superior a la mayoría de materiales del mercado, haciéndolo ideal para instalar falsos techos de escayola. Además, debido a su composición de fibra, tiene una muy buena resistencia al fuego, lo que también es interesante para espacios como las cocinas, donde este es un peligro más latente que en otras estancias.

Hoy día la principal utilidad de la escayola para una empresa de reformas en Gijón como la nuestra es para montar un falso techo, ya sea para oficina, para uso comercial o incluso doméstico. Ya se sabe que en esos falsos techos se dan grandes posibilidades de almacenamiento y, sobre todo, de ocultación de cables, conductos, tuberías y cualquier otro elemento que afea estéticamente un espacio. Así las cosas, con este tipo de techos de escayola se genera una cámara de aire con el techo superior, lo que unido a las propiedades aislantes de este material, se consigue también generar un mayor aislamiento acústico frente a ruidos externos.