Como empresa de reformas de viviendas en Gijón, queremos dedicar esta nueva entrada del blog a los permisos o licencias de obra. Se trata de un trámite burocrático al que hay que atender de cara a evitar eventuales problemas con la administración o con la comunidad de vecinos.

Cada ayuntamiento es libre de regular el tema de distinta forma. La administración local es la competente para fijar qué permiso es preciso obtener para que en ARBEN nos pongamos, nunca mejor dicho, manos a la obra. Como decimos, respetar todos estos trámites es básico ya que nos van a ayudar a evitar problemas con los vecinos o incluso con la administración. Si la reforma en cuestión va a afectar a algún elemento comunitario como por ejemplo la fachada o los pilares del edificio, hay que obtener una licencia de obra mayor. En cambio, para aumentar la superficie de una vivienda, convirtiendo por poner un ejemplo una terraza en una habitación, hay que consultar la normativa urbanística correspondiente. 

En nuestra empresa de reformas de viviendas en Gijón, te recordamos que si únicamente quieres pintar o acuchillar el parqué sólo hará falta conseguir el correspondiente comunicado de obra, un documento meramente informativo. En obras de mayor envergadura a veces hay incluso que rehacer la Célula de Habitabilidad, el documento que acredita a un espacio para ser habitado. Es el caso de las obras en las que elementos estructurales como pilares o vigas se verán afectados. Puede que también tengas que recabar el permiso de la comunidad de vecinos además de solicitar una licencia de obra mayor.

En caso de tener alguna duda sobre nuestros servicios, puedes contactarnos y preguntar sin compromiso. ¿A qué esperas para reformar tu hogar y darte tu toque personal?